Por qué besar es saludable

Pareja joven dándose un beso porque besar es saludable

Inteligentes, delgadas y exitosas. Así es como todas queremos ser. Ahora viene la buena noticia: un beso contribuye a que todo esto sea posible ya que besar es saludable. Besar no solo es romántico y divertido, sino que también promueve el carisma, la capacidad de concentrarse y la quema calorías. Así que chicas, ¡empiecen a besar! Vale la pena.

Besar es saludable

Besar es parte de la vida y el amor, así como la sal es parte de la sopa. Un beso no es solo un beso: se puede besar en la mejilla, la frente, la boca o muy íntimamente con la lengua. Y especialmente esos besos largos e íntimos, que a veces resultan ser más apasionados, no solo nos hacen felices porque liberamos mucha serotonina, la hormona de la felicidad. Un beso hace mucho más que eso.

Nuestra creatividad y capacidad de concentración se potencia. Además, un beso quema calorías. No se lleva un cálculo específico de cuántas, pero está claro en todos los aspectos: cuanto más apasionado es un beso, mejor. Por esta y más razones, besar es saludable.

Los hombres besan de manera diferente – y por otras razones

Los hombres vienen de Marte y las mujeres de Venus, lo sabemos desde hace mucho tiempo. Pero verdaderamente los hombres y las mujeres son mucho más diferentes de lo que pensamos al momento de besar. En primer lugar, las mujeres suelen cerrar los ojos mientras besan, mientras que más de la mitad de los hombres tienen los ojos abiertos.

Los hombres usualmente besan con más pasión. Esto se debe a que para los hombres los besos a menudo son solo un medio para un fin y quieren llegar rápidamente a lo esencial: el sexo. El 50 por ciento de todos los hombres quieren iniciar el juego de amor con un beso; En contraste, las mujeres solo representan alrededor del 30 por ciento.

Como regla general, las mujeres tienden a ver el lado romántico de un beso y disfrutan del momento íntimo, mientras que los hombres a menudo piensan un paso más allá. Por supuesto, estas son solo estadísticas.

Psicología del beso pequeño

Al besar, definitivamente debes prestar atención a cómo sucede. El veinte por ciento de todas las personas inclinan la cabeza hacia un lado cuando se besan, para no chocar narices. Investigaciones han descubierto que las personas que inclinan la cabeza hacia la derecha durante un beso son mucho más emocionales que los que la inclinan hacia la izquierda.

Así podemos determinar fácilmente el “perfil emocional” de nuestra pareja de besos con solo un pequeño beso.

Besos como un entrenamiento de fitness

Besar mucho promueve la condición física, como han descubierto investigadores. Un beso de tres minutos consume hasta doce calorías. Cuando juegas al golf, que se considera un deporte real, consumes aproximadamente la misma cantidad de calorías, jugando al fútbol el doble.

Con un beso apasionado de lengua, utilizamos unos 30 músculos faciales diferentes. Además, durante el beso, presionamos nuestros labios con una presión de hasta 15 kilogramos entre sí. Difícil de creer, pero cierto. Esto aumenta nuestra temperatura corporal y presión arterial. La circulación sanguínea es estimulada. Así que, mientras nos besamos, también estamos ayudando a obtener un cutis bonito y refrescado.

Un beso nos pone con los pies en la tierra

No sabemos si se debe a la serotonina o al aumento de la temperatura corporal, pero los besos aumentan nuestra capacidad de concentración. Las estadísticas muestran que, por ejemplo, experimentamos menos accidentes cuando besamos regularmente.

Además, un buen beso aumenta la capacidad de concentración y creatividad. Por lo tanto, sería bueno besar a nuestra pareja antes de ir al trabajo. Así nada puede salir mal, en el trabajo y en el amor.