Paso a paso para hacer un smokey de ojos perfecto

por

El smokey de ojos es una técnica de maquillaje sumamente reconocida entre las chicas y quienes la usan definitivamente son fieles seguidoras de este estilo y es que este logra que tus ojos resalten al máximo de manera sensacional, así que las chicas que lo ponen en práctica deciden usarlo como maquillaje diario a donde quiera que vayan.

Es un estilo que por algunas personas de estilo conservador y tímido podría ser considerado como audaz, pero aquellas mujeres de personalidad fuerte que impactan con su presencia donde quiera que vayan deciden usarlo como parte esencial de su estilo, y es que definitivamente el smokey de ojos es poderoso.

Cómo hacer un smokey de ojos

El estilo grunge, el cual tiene unas figuras bastante destacables y mundialmente famosas como principales exponentes, desde el momento en que se popularizó este estilo, hasta la actualidad en la que sigue sumamente presente, siempre ha sido donde más el smokey de ojos está presente. Y es que esta técnica es tan atractiva que muchos chicos también se han animado a implementarlas en su rostro.

Paso a paso para hacer un smokey de ojos perfecto

Tratándose de un estilo de maquillaje audaz, hay ciertos detalles que debes tener en cuenta y sobre todo si es la primera vez que no vas a usar. Te garantizamos que serás fan de este estilo, por esto, te traemos el paso a paso para hacer un smokey de ojos perfecto y luzcas sensacional a donde quiera que vayas.

  1. Los implementos que necesitas

Creyón y delineador de ojos negro, sombra negra, marrón y plateada, rímel, rizador de pestañas, base y polvo facial, un bastoncillo de algodón con un poco de limpiador de maquillaje en caso de que te equivoques en algún paso.

  1. Prepara tu rostro

Lo primordial ante este estilo de maquillaje es que debes enfocarte en que se fije al máximo en tu piel y así evitarás cualquier corrimiento, ya que podrías arruinar todo tu look. Entonces, con tu cara limpia y fresca, aplica un hidratante, luego la base facial y sella con el polvo. Así preparas el lienzo para el arte que plasmarás.

  1. Sombras

Inicia aplicado la sombra negra en tu parpado superior, desde la parte interna del parpado a la externa, según tus gustos mantenla en el primer pliegue, hasta la mitad e incluso al hueso de la ceja. Luego aplica la sombra marrón en el centro, difuminando.

  1. Delinea

Luego pasa el trazo con el delineador liquido en la parte superior, pegado a tus pestañas y deja secar bien. Luego procede a delinear la parte inferior con el creyón.

  1. Ilumina

Da los toques casi finales con la aplicación de la sombra plateada en el lagrimal del ojo y difumina, que se vea como un resplandor leve pero que se note.

  1. Pestañas

Como un jardín sin flores es un smokey de ojos sin unas pestañas increíbles. Así que puedes optar entre recurrir a las pestañas postizas, o darle el protagonismo a las tuyas con un rímel, aplicando la técnica adecuada, lograrás que tus ojos se destaque de manera sensacional.

Es muy importante que recuerdes la conocida regla de “menos es más”, y es que este maquillaje fue desarrollado para darle a tus ojos el total protagonismo de tu rostro, no para que compita con los labios o mejillas. Así que olvida un rubor muy acentuado o ese labial intenso que tanto te gusta, ya que en conjunto, probablemente no te den un buen resultado.

Brilla con inteligencia y opta por dejar el resto de tu maquillaje sencillo, aplicando un poco de brillo en tus labios y un brochazo de rumor en tus mejillas. También es importante que recuerdes que tu outfit también juega un papel importante y este debe ir de la mano con el maquillaje, así que también procura escoger una prenda que destaque en tu look y escoge sabiamente.

Otro consejo importante que debes saber es que este look es ideal para la noche, de día, para una reunión de trabajo, no es la mejor opción. Opta por este cuando salgas de noche con tus amistades a una fiesta súper cool y además es esencial que lleves contigo unos bastoncillos de algodón y desmaquillador para que corrijas cualquier desperfecto muy fácil.