Aprovecha la magia del contouring o contorno de piel

por

Hoy en día podemos tener los labios más gruesos, los pómulos más acentuados o una nariz más perfilada. El rostro se ha convertido en el lienzo que podemos cambiar todos los días si nos apetece, y una de las formas más innovadoras para maquillarse es el contorno para el rostro. Gracias a muchos tipos de pigmentos de bases, rubores e iluminadores tenemos la oportunidad de transformar el rostro con las características que necesitemos o nos falten, desde una nariz más respingada, unos pómulos más acentuados o barbillas más marcadas.

Contouring demarcar tu rostro con maquillaje

Es una técnica donde utilizas los tonos oscuros y el iluminador para dar contorno a tu cara, con ella puedes resaltar los puntos buenos de tu rostro y disimular las imperfecciones, es un maquillaje que requiere de un poco de dedicación y práctica, pero que da un resultado fantástico, en este artículo te explicamos acerca del contouring para demarcar tu rostro con maquillaje.

El contouring es una técnica que requiere de un poco de tiempo, dedicación y práctica, pero es excelente y vale la pena dedicar el tiempo, una vez que conoces las zonas que debes iluminar y sombrear, puedes lograr dar forma a tu rostro resaltando tus puntos fuertes y disimulando los débiles, logrando una apariencia bastante natural, a continuación te explicamos cómo hacerlo.

Con un contouring bien elaborado nos podemos transformar completamente y es impactante ver cómo un elemento como el maquillaje puede cambiar nuestras facciones. Marcas de maquillaje globales como MAC han creado paletas nuevas de distintas tonalidades según el color de la piel, y estas contienen sus instrucciones y los pasos que debes seguir para cada tipo de rostro. Aprender a maquillarse no es algo fácil y hoy está al alcance de todos.  Podemos encontrar una cantidad ilimitada de tutoriales y practicar para poder tener el resultado que queremos.

Contouring o contorno de piel

A pesar de que se vea muy sencillo de hacer, necesita de un tiempo obligatorio para realizarse y saber cuáles son las zonas que realmente queremos resaltar y cuáles no. La idea principal de este método de maquillaje es de potenciar realmente la estructura del rostro y no de exagerarla. Te explicamos paso a paso cómo puedes desarrollarlo en tu rostro:

Pasos para el contouring

  • Primero debes colocar una pre-base hidratante para que la base se mantenga en tu piel por un largo lapso de tiempo. También debes prestar atención al color de la pre-base, para poderla atenuar.
  • El contouring puedes realizarlo en varios materiales como polvos o crema, lo importante es que no deben tener brillo, es decir, deben ser de colores mate.
  • Para comenzar a atenuar las partes de tu rostro, utiliza una brocha grande con la cual aplicarás el tono oscuro de tu paleta de contorno justo debajo de tus pómulos, formando una línea desde esa zona hasta la oreja, en el contorno de tu mandíbula y en la frente como también en la sien. Con una brocha más delgada marca los costados de tu nariz y por encima del párpado. Recuerda que únicamente se busca remarcar la estructura del rostro.
  • Seguido a esto marcaremos las zonas en las que se necesita el iluminador, colocado en el tabique de la nariz hasta tu frente, por encima de las cejas, en los pómulos, por encima del labio superior y en la barbilla.
  • Ahora con el rubor procederás a darle color a tus mejillas. Ten cuidado de no excederte con el rubor en esta zona de tu rostro, ya que puedes dañar el trabajo del contouring.
  • Una vez que todo esto está listo, vamos unir nuestra piel con las figuras que dibujamos sobre las zonas que vamos a remarcar. Difumina con cuidado de manera que se vea natural y sin líneas. Puedes colocarte un poco de polvo compacto encima, preferiblemente traslucido para que se vea más natural.

Segunda técnica de contourning

  1. Con tu rostro limpio e hidratado, coloca la base a todo tu rostro, luego utiliza una base más oscura que tu piel para dar contorno a tu rostro, aplicaras este tono oscuro en la base del cabello en la frente, en la parte alta de las sienes, debajo de los pómulos y en los laterales de la  barbilla
  2. Ahora debes iluminar los laterales de la nariz, haciendo una línea hasta llegar a la parte alta de las cejas, los pómulos, parte alta de los labios y centro de la barbilla.
  3. Luego de demarcar el rostro debes difuminarlas líneas con movimientos circulares para que no se note la diferencia de color.
  4. Aplica polvos sueltos para emparejar un poco y comienza a maquillarte como lo acostumbras, ya puedes delinear tus labios, cejas, aplicar la sombra, el delineador, rímel y terminar con una capa más de polvos sueltos.

Te sorprenderás del efecto que consigues al aplicar esta técnica, como dije antes requiere de un poco de dedicación y práctica paro el resultado  hará que el tiempo que dediques a maquillarte valga la pena.

Existen diversas técnicas para lograr un buen contouring. En tutoriales puedes elegir la que más se adecúe a tu modo de maquillarte y la que te siente mejor. Recuerda que para maquillarse no hay una fórmula única, sino principios básicos que cambian dependiendo de tus necesidades.