Pareja y relaciones

¿Cuándo es hora de terminar una amistad?

Las amistades tóxicas y cuándo se deben terminar
Escrito por Agatha Hilton

Algunas amistades se perdieron con el tiempo. Otras persisten, lo que no significa necesariamente que deban ser para toda nuestra vida. Aprende qué signos tienes que considerar para poder decirle adiós a tu mejor amiga y cómo hacerlo de la mejor manera.

Algunas personas tienen la idea de la verdadera amistad que dura para siempre. Pero cambiamos, nos desarrollamos, cometemos errores y aprendemos. Y a veces nos damos cuenta de que nos hemos alejado de amigos y amigas.

En el curso de nuestra vida, una u otra relación termina. ¿Por qué debería ser diferente con las amistades? A veces incluso las amistades más largas o intensas terminan, y eso está bien.

Del mismo modo que las amistades cercanas nos ayudan en las fases difíciles, nos apoyan y nos acompañan en nuestro viaje, las amistades tóxicas causan estrés, dolor y nos perjudican la vida. Aunque puede parecer una gran pérdida separarse de un amigo: mantener a una persona en tu vida que ya no te hace feliz o te hace daño es mucho peor.

Signos de una amistad tóxica

  • A menudo te sientes triste después de pasar tiempo juntos.
  • No te gusta la forma en que te comportas en presencia de ese amigo.
  • Tienes que prepararte mentalmente para ello antes de que te encuentres con esa persona.
  • La amistad es muy unilateral. Muchas veces te encuentras a disposición de los antojos de tu amigo.
  • Tu amigo te hará pensar mal de ti mismo o te confundirá con tus afirmaciones.
  • Prefieres hacer algo con otras personas que no sean esta persona y, a veces, tratar de excluirlos de hacer negocios.
  • Si otros amigos han invitado a esta persona, te sentirás molesto por su presencia. Crees que el evento sería más agradable sin él o ellos

4 maneras de terminar una amistad

Para que terminar tu amistad no termine en encuentros desagradables, sentimientos de dolor o mala conciencia , tenemos algunos consejos.

Desaparecerte

Esta táctica es probablemente la más entretenida de las cuatro variantes, siempre que ambos deseen terminar con la amistad. Con este método, reduce el contacto social constantemente, hasta que la amistad se paraliza por sí sola.

Por ejemplo, en lugar de hacer una llamada telefónica, puedes usar el chat para responder de manera simple, corta y sin realizar preguntas. Este método usualmente ocurre solo cuando ya no están interesados ​​el uno en el otro.

Conversarlo

Si la primera opción está fuera de tu alcance o no funciona, es hora de una conversación seria. Al igual que con el fin de una relación romántica, tiene sentido reunirse en persona para culminar con una amistad.

Establece un objetivo por adelantado para la charla: ¿Deseas aclarar un malentendido, discutir una disputa o incluso terminar la amistad por completo? Habla sobre tus sentimientos, especialmente en una amistad tóxica, y no trates de criticar el comportamiento de tu contraparte.

Pausa

Si la separación tiene más que ver con la falta de comunicación que con el desacuerdo fundamental, la amistad aún puede tener una oportunidad. Un descanso ahora puede ayudarte a calmar los ánimos, pensar de nuevo y ver la relación con nuevos ojos.

El tiempo también ayuda a determinar si extrañas a la otra persona. Establece un período de tiempo y puedes volver a intentar una comunicación y ver como funciona (siempre y cuando no se trate de comunicarte con una persona tóxica).

Fin inmediato

La conversación no siempre sale como se desea y, especialmente en las relaciones tóxicas, a menudo hay una falta de respeto por la decisión de la otra parte. Sólo ayuda a trazar una línea clara. Escribir tus sentimientos e intenciones puede ayudarte a mantener tu posición durante y después de la separación.

Califica esta publicación