10 maneras de aumentar tu amor propio

Mejorar el amor propio

¿Cómo aumentar el amor propio?

Cuanto más amor des, más amor recibirás, pero todo comienza contigo y en cómo te tratas a ti mismo. Por supuesto, amarnos a nosotros mismos no siempre es fácil. Todos hemos tenido días en los que no dudamos en juzgarnos y criticarnos por algún error. Pero este tipo de autodesprecio es perjudicial a largo plazo. ¡Echemos un vistazo a 10 ideas inspiradoras que te ayudarán a impulsar tu amor propio!

1. Cambia tu manera de hablar

¿Qué tipo de lenguaje usas cuando hablas de ti mismo?

Cuando no nos amamos, tenemos una tendencia a usar palabras negativas o emocionalmente fuertes. Por ejemplo, podríamos llamarnos “molestos” o “repugnantes”. O tal vez nos llamemos “fracasados totales” simplemente porque no logramos algo de la forma que queríamos. Utilizar un lenguaje fuerte como este crea emociones poderosas y nos hace sentir de ciertas maneras. Nos empezamos a convertir en el mismo lenguaje que usamos. Para tener una vida más feliz, es una buena idea cambiar el lenguaje negativo intenso y cargado de emociones, por palabras positivas. 

En lugar de llamarnos asquerosos y repugnantes, simplemente deberíamos decir que definitivamente nos hemos visto mejor. En lugar de ser tan derrotistas y dramáticos después de una entrevista de trabajo, podemos decirnos a nosotros mismos que tal vez necesitamos prepararnos mejor la próxima vez. 

El lenguaje que usas es capaz de alterar tu realidad y puede determinar cuánto te amas a ti mismo. Cambia el lenguaje negativo por el positivo. Deshazte de las palabras fuertes y reemplázalas por palabras leves y observaciones objetivas. Si te llamas a ti mismo fracasado, comenzarás a sentirte fracasado. Y es en ese momento que se vuelve muy difícil poder amarse a uno mismo.

2. Ignora a tu crítico interno

Ya has estado escuchando a tu crítico interno durante demasiado tiempo. Es hora de apagarlo y liberarse de este asesino de motivación y esperanzas.

3. Cuida de ti mismo

Es muy difícil experimentar el amor propio si ni siquiera podemos cuidarnos a nosotros mismos.

Debes prestar atención a lo que metes a tu cuerpo cada día. Si estás comiendo mucha carne, azúcar, lácteos o mucha comida chatarra, debes comenzar a preguntarte cuánto daño le está haciendo eso a tu cuerpo. Si te quisieras a ti mismo, ¿te estarías destruyendo de esa forma? Probablemente no. Mejora tu dieta. Come sano. Come frutas, verduras, granos y leguminosas. Sal a caminar todos los días y llena tus pulmones de aire saludable.

4. Encuentra tu razón de ser

Mucho tiempo antes de que podamos descubrir cómo amarnos a nosotros mismos, tenemos que descubrir por qué debemos amarnos a nosotros mismos. Encuentra tu verdadero propósito para estar aquí en la tierra y entonces sentirás que necesitas comenzar a amarte a ti mismo. Por ejemplo, una mamá necesita amarse por el bien de sus hijos. Cuanto más te ames a ti mismo, más te impulsarás a lograr tu propósito, y viceversa.

5. Ejercítate

Muchas veces rechazamos firmemente la idea de hacer ejercicio. ¿Por qué? ¿Porque no podemos hacerlo, o porque no queremos hacerlo? Lamentablemente para muchos de nosotros, la respuesta es la segunda opción. Si no te sientes en forma y te cuesta mantenerte en movimiento, esta podría ser la verdadera razón por la que te resulta difícil sentir amor propio. Para hacer ejercicio, no necesitas comprar una membresía en un gimnasio. ¡Puedes hacerlo desde tu propia casa! Todo lo que necesitas es un tapete, varias pesas y algunos videos gratuitos de YouTube para principiantes.

6. Medita

Algunas personas piensan que la meditación es una pérdida de tiempo, y que es solo una tontería hippie de la nueva era. Pero en realidad no lo es. Y si crees que es así, es hora de cambiar tu mentalidad. El propósito de la meditación es despejar tu mente de todo pensamiento para que puedas vivir tu día con una mente fresca y abierta. Este tipo de frescura mental es asombrosa. Inténtalo. Elimina los pensamientos que están obstruyendo tu mente y te darás cuenta de que comenzarás a enamorarte del mundo y de ti mismo una vez más.

7. Practica la gratitud

Cada mañana, incluso antes de levantarte de la cama, pasa al menos unos minutos repasando todas las cosas que tienes en tu vida y por las que deberías estar más agradecido. Tu salud, tu familia, el techo sobre tu cabeza, la cama tibia en la que estás acostado, la taza de café que pronto beberás, las maravillosas oportunidades que tienes en la vida, el país donde vives, los amigos que tienes, y así sucesivamente. 

Practicar la gratitud de esta manera nos pone en el estado de ánimo adecuado para empezar el día, y nos hace darnos cuenta de lo maravillosa que es la vida y lo agradecidos que deberíamos estar por ser parte de ella. Nos hace amar y sentirnos amados. Nos ayuda a enamorarnos del mundo y de nosotros mismos.

8. Anímate a ti mismo

¿Por qué esperar a que otras personas nos animen? ¿Por qué no apoyarnos a nosotros mismos? ¡Las personas exitosas lo hacen! En lugar de buscar y esperar la validación de otras personas, conviértete en tu mayor animador. Anímate a ti mismo y enorgullécete de tus logros.

9. No seas tan realista

Las personas exitosas tienden a amarse a sí mismas. Sin embargo muchas veces tampoco son demasiado realistas. Si lo fueran, tal vez nunca se habrían propuesto objetivos tan grandes en primer lugar. No seas tan realista, no pienses todo el tiempo en lo que podía salir mal. Por el contrario, sé un soñador. Desecha todos los pensamientos cargados de realidad y pesimismo que te desempoderan, y en vez de esto, enfócate en los pensamientos motivadores.

10. Haz a un lado el perfeccionismo

Por último, ¿sabes lo que realmente puede matar el amor propio? La constante necesidad de ser perfecto. NUNCA alcanzarás la perfección. Deja de intentarlo y mejor espera resultados imperfectos. Simplemente haz las cosas, disfruta de los resultados, sigue aprendiendo y sigue avanzando.