Dermocosméticos vs cosméticos: cómo actúan y sus diferencias

mujer con varios productos dermocosméticos y cosméticos

El concepto de los dermocosméticos aparece en el mercado como fruto de la cooperación entre los laboratorios cosméticos y los farmacéuticos. Esta línea de productos se diferencia del maquillaje por el tipo de principios activos; la concentración en la fórmula y los resultados efectivos.

Diferencias entre los dermocosméticos y los cosméticos

Los productos que van más allá del maquillaje tradicional pero no son considerados medicamentos, se denominan dermocosméticos. En ellos se mezclan la farmacología y la estética.

El ser humano ha integrado los cosméticos en sus hábitos desde tiempos remotos. En un primer momento, este servía para el embellecimiento y la limpieza corporal; después, gracias a la evolución científica y tecnológica, su función llegó más allá: aparecieron los dermocosméticos.

Estos productos que desempeñan un papel importante en el control de muchas enfermedades de la piel, tienen muchos beneficios cutáneos. Además, se ha demostrado su capacidad para aumentar la eficacia de los tratamientos tópicos, así como la reducción de los efectos adversos.

Cuando los términos cosmético y dermocosmético se fusionan

Algunos productos corresponden al mismo tiempo a las definiciones de cosmético y desmocosmético. Por ejemplo, un champú es un cosmético por su uso para limpiar el cabello. Asimismo, un champú anti-caspa es dermocosmético por su uso contra la caspa.

Otro caso es el de la vitamina C, la cual es un antioxidante reconocido. Cuando esta se añade a una loción o crema, hace que el producto deba considerarse desmocosmético.

Por lo tanto, la industria cosmética utiliza la palabra “cosmetología” para referirse a productos cosméticos que también tienen beneficios médicos.

¿Cuáles son las ventajas de los cosméticos?

Muchas marcas de dermocosméticos están desarrollando líneas específicas de productos cosméticos. Éstos, a pesar de ser de aplicación tópica y mantener sus objetivos principalmente estéticos, están compuestos por sustancias activas de alta concentración, que ejercen una acción profunda en el tejido cutáneo.

Lo anterior puede aportar beneficios, tanto en el equilibrio de la piel como en el tratamiento de problemas específicos. Por otra parte, los cosméticos representan soluciones alternas a los tratamientos médico-estéticos, y son opciones mucho menos invasivas.

En conclusión, los dermocosméticos embellecen al igual que los cosméticos; sin embargo, son mucho más activos y eficaces, y brindan resultados equivalentes a algunos fármacos sin dañar la piel.

Ten en cuenta que la utilización de los productos siempre debe realizarse de forma orientada. Tal y como sucede con la aplicación de un fármaco, es de extrema importancia que un especialista sea el que decida qué puedes usar, cómo, cuándo y dónde. Solo él tiene un conocimiento profundo acerca de la piel, así como de las sustancias que componen los productos.