¿Cómo deshacerse de la grasa en las mejillas?

Mujer que consiguió reducir la grasa de las mejillas

Conocidas como mofletes o cachetes, las mejillas representan una de las partes más visibles del rostro; si bien en un bebé, su apariencia regordeta genera ternura, en los adultos la grasa acumulada solo resta atractivo y hace lucir con sobrepeso. ¿Es posible adelgazar las mejillas? pues sí, descúbrase a continuación cómo. 

¿Por qué engordan las mejillas?

Pese a que generalmente es una característica vinculada al sobrepeso, lo cierto es que la grasa facial no siempre corresponde a dicha causa. Las mejillas regordetas pueden ser resultado de distintos factores, siendo la deshidratación e hipotiroidismo dos de las más comunes; del mismo modo, dietas pobres y elevado consumo de alcohol pueden incidir en su desarrollo.

Por fortuna, existen remedios caseros con los que combatir la grasa acumulada en las mejillas, entre ellos:

1.     Pepino y limón:

El pepino guarda en su composición elementos que actúan a favor del estiramiento de la piel, además de que su efecto antinflamatorio disminuye posibles hinchazones; combinado con la acción del limón, da como resultado una mascarilla natural con la que perfilar las mejillas a corto plazo. Se necesita:

  • 1pepino
  • ½ taza de jugo de limón

Cortar el pepino en finas rodajas que se dispondrán en un lo suficientemente grande como para sumergirles en el jugo de limón; permitir que absorban el zumo por unos 45 minutos, y retirar para disponerlas sobre las mejillas. Dejar actuar durante 15 a 20 minutos, antes de aclarar con abundante agua tibia; ver resultados demanda repetir la operación tres veces a la semana.

2.     Aceite de germen de trigo:

Entre las bondades de este aceite esencial está la de promover la correcta circulación sanguínea en la piel, además de disminuir la retención de líquidos que pueden estar siendo los causantes de la inflamación en el área.

La forma de utilizarlo es bastante sencilla, será suficiente con tibiar 2 cucharaditas del aceite y verterlo en las palmas de las a fin de distribuirlo en el rostro; a continuación, hacer suaves masajes circulares con los dedos por unos 15 minutos y enjuagar utilizando agua tibia.

3.     Mascarilla de clara de huevo y miel:

Desde siempre, la miel ha sido considerada como un efectivo aliado de la salud de la piel, y en el caso de la grasa en las mejillas no es la excepción; para aprovechar sus bondades se combinará con las propiedades nutricionales de la clara de huevo de la siguiente manera:

  • Separar la clara de dos huevos
  • Batir enérgicamente dentro de un bol para darle aire
  • Adicionar 1 cucharada de miel y combinar muy bien.

El resultado, se aplicará – dos veces por semana – sobre el rostro limpio, permitiéndole actuar 20 minutos antes de retirar con agua tibia. Así de sencillo, práctico, rápido y económico, un remedio casero que no sólo se deshace de la grasa de las mejillas, sino que combate la flacidez facial.

4.     Mascarilla de café, yogurt, miel y cacao:

Los que buscan una alternativa más completa, que brinde efectos positivos en corto tiempo tensando la piel y previniendo la aparición de los desagradables gorditos en las mejillas, verán la respuesta a sus plegarias en la mascarilla preparada con:

  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 2 cucharadas de café molido
  • 3 cucharadas de yogurt natural
  • 1 cucharada de miel

Combinar en un envase de vidrio o cerámica, todos los ingredientes hasta formar una pasta homogénea que se aplicará en el rostro con ayuda de los dedos; luego de que repose por espacio de 20 a 30 minutos, retirar con abundante agua tibia.

5.     Fresas, miel y aceite de oliva para quitar grasa de las mejillas:

El aceite de oliva concentra los nutrientes esenciales para devolverle la firmeza a la piel, permitiendo lucir mejillas afinadas; si a ello se le adicionan las propiedades de la miel y el valor vitamínico/mineral de las fresas, se tiene otra gran alternativa casera que no puede faltar en la rutina de belleza. Se prepara utilizando:

  • 5 fresas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de miel

Disponer las fresas en un recipiente de vidrio o cerámica, para machacarlas muy bien antes de adicionar el resto de los ingredientes. Remover hasta combinar todo muy bien y aplicar con los dedos sobre la cara; la mascarilla, deberá reposar durante media horas antes de ser retirada con agua fría. Repetir al menos 3 días a la semana.

Ya lo tienes, con estas soluciones podrás deshacerte de la grasa acumulada en las mejillas o al menos, reducir su volumen y conseguir una cara menos redonda, si es que lo deseas cambiar, porque no tiene nada de malo tener un rostro redondo.